Traducción

Traducción legal de documentos personales, legales y empresarialesEs conveniente para el cliente presentarnos los documentos originales en el momento de hacer las traducciones. Las razones son muy sencillas:

La primera: Nada mejor para probar la legalidad de un documento a una persona jurídica o natural que cuando éste se anexa a una traducción, ambos debidamente engrapados, firmados y sellados.

La segunda: Nada mejor para un traductor que leer perfectamente lo que dice un documento original, porque en caso de copias, es factible que algunos lugares no sean totalmente legibles o que durante el proceso de copiado se haya omitido alguna línea, o que el papel haya salido doblado de forma de que alguna palabra o número no se identifiquen con exactitud.

La opción de envío electrónico del documento original escaneado tampoco favorece el proceso de traducción: es posible que algunas palabras no se lean o se lean mal, lo mismo pasa si el documento se envía por fax. Trabajar sobre documentos originales, bajo todo punto de vista es lo más conveniente tanto para los clientes como para los traductores.

El cliente puede optar también por solicitar a nuestra empresa una copia certificada de la traducción original, esto significa que luego de que hayamos traducido con base al documento original, hacemos una copia del documento original en cuestión y sacamos una impresión adicional de la traducción. El documento “copia” se engrapa a la traducción que imprimimos por “segunda vez”; cada página de la traducción y cada página del documento “copia” lleva el sello del traductor y sus correspondientes firmas. A eso se le llama “copia certificada” de traducción.

Piénsese en lo práctico y seguro que resulta traducir un documento original y mandar a hacer un copia certificada porque siempre el cliente entregará la copia certificada de traducción y tendrá el original como respaldo, para cotejo de quien pueda tener interés en comparar el documento original con la copia certificada.

Las traducciones, si no son firmadas por intérpretes públicos, las podemos enviar vía electrónica en Word, por ejemplo, para que el cliente tenga la opción de hacer cambios futuros, en caso de manuales, presentaciones, estadísticas y otros.

Si las traducciones son firmadas por intérpretes públicos, debemos escanearlas y enviarlas vía electrónica para que no puedan alterarse ya que se trata de documentos legales.
Dentro de Venezuela y fuera de Venezuela, podemos hacer envíos vía courrier.

Nuestras traducciones siguen los formatos originales, en la medida de lo posible. Nosotros no traducimos punto y seguido o punto y aparte. Nosotros copiamos el original de manera que el cliente pueda colocar una página del texto original al lado de la página traducida e identifique qué cosa corresponden a cuál otra. Es por ello que nuestros honorarios no son por página traducida sino por palabras resultantes al idioma al que traducimos.

Las traducciones se guardan en archivos individuales. Cada traducción está provista de una orden de traducción. El cliente deberá dar siempre tal número si desea copia del documento traducido.
Para entregar copias de las traducciones legales, éstas deben estar respaldadas por el documento de origen. Por ejemplo, si la traducción se hizo del español al inglés, nuestra empresa guarda el archivo en inglés y el cliente deberá traer copia del documento en español que se tradujo al inglés para poder engrapar, firmar y sellar cada página. Este requerimiento no es necesario en las traducciones que no sean firmadas por intérpretes públicos.

Cuando traducimos notas y títulos, tratamos de hacer las equivalencias según el sistema educativo de los diferentes países. Por ejemplo, el sistema de equivalencia de notas entre Suiza y Venezuela es el siguiente: en Suiza las notas van del 6 al 1 y en Venezuela van del 20 al 01. Nosotros presentamos una tabla donde colocamos las correspondencias entre ambos países, a nivel numérico y a nivel de exigencias de pensum para obtener títulos y grados académicos.

Otro dato importante constituye la traducción de balances de compañías. Nosotros hacemos la equivalencias del valor del Bs.F. vs. cualquiera otras monedas extranjeras.

Las personas jurídicas o naturales que no conozcan nuestro trabajo, están invitadas a visitarnos para poderles enseñar los trabajos que hacemos.

En caso de posibles grandes contrataciones, podemos traducir ad-honorem algunas páginas para que el cliente estudie la calidad de nuestro trabajo.

Los tiempos de entrega de las traducciones varían dependiendo del idioma, del tipo de documento y del volumen del texto que debamos traducir y del volumen de trabajo que tengamos para el momento en que recibimos una solicitud de traducción.

Traducimos múltiples áreas del conocimiento, exceptuando poesía y filosofía. Y algo muy profesional: Cada uno de nosotros traduce a su lengua materna con lo cual evitamos caer en errores lingüísticos de las más variadas índoles.

Será un placer poder atenderle. Comuníquese con nosotros a través de nuestra página de contacto.

Comments are closed.